Al adulto mayor el aceite cannabis que tiene THC más que CBD les cambió la vida

Flavia Aragón, doctora diplomada en Cannabis Medicinal, pasó por los micrófonos de “El Faro Ilumina” por LaCienPuntoUno para hablar sobre los resultados del estudio que se hizo en el hospital público de Puerto Madryn con el CENPAT y el CONICET, sobre el impacto del cannabis medicinal en el dolor.

En primer lugar, Aragón contó como comenzó este estudio: “Empezamos a enrolar a los pacientes en agosto del 2020 por un período del 2020. Este trabajo surge como una respuesta a la necesidad de la comunidad nuestra. Chubut es pionera en investigación del uso del cannabis medicinal, lo que nosotros usamos son compuestos full espectrum, quiere decir que se utilizan todos los cannabinoides que ofrece la flor porque hemos visto que hay mayor beneficio porque existe un efecto en el que se potencian todos los compuestos si se usan de esa manera. Queríamos dosificar para ver entre qué dosis es efectivo“.

Consultada sobre los antecedentes que hay en las pruebas de cannabis medicinal, respondió: “Casi todos los estudios que hay tienen que ver con moléculas aisladas y hay problemas con el THC porque está considerado por el ANMAT como un estupefaciente, no podemos utilizar dosis superiores a 3 miligramos por ciento, nosotros usamos más porque presentamos un proyecto al Ministerio de Salud de la Nación que fue aprobado. Para investigación, podemos. Nadie muere de sobre dosis de cannabis, está demostrado que el THC es un potente analgésico símil opiáceos, como la morfina y sus derivados. Si se usan solos tiene efectos psicoestimulantes a nivel del sistema nervioso central, que puede ocasionar irritabilidad, insomnio, inquietud, confusión mental, delirio. Lo combinamos con el CBD porque no tiene este efecto psicotrópico y porque disminuye el del THC, además el CBD es antinflamatorio, mejora el humor, el tono muscular, es hipnótico y sedante. Estamos ante un producto natural que ofrece una planta que utilizarlo de manera terapéutica logra mejoría de los síntomas y reducción de daño”.

Con respecto a los efectos adversos en los pacientes que participaron de este estudio, comentó: “Aparecieron en un 10/12 por ciento con palpitaciones, dolor de cabeza, náuseas, que son dosis dependientes, que si disminuyo la dosis desaparecen a las 6/8 horas”.
Acerca de las patologías que se trataron, dijo: “Cuándo planteamos dolor crónico es aquel que dura más de tres meses. Tuvimos dolor músculo esquelético, dolor oncológico y después dolor neuropático. De los 88 pacientes, más del 65% hicieron reducción del dolor y también mejoraron otros parámetros de calidad de vida como el sueño, el humor, la depresión, el cansancio, lo único que no se modificó fue el apetito”.

Además, adelantó cómo continuará este estudio: “Cuando escribimos este proyecto tiene una duración de dos años, la primera rama es dar respuesta a los dolores crónicos. La segunda rama va a ser dejar de tomar psicofármacos para demostrar que sirve para eso y el tercer estudio es el insomnio“.

“Hay pacientes que tienen una respuesta mejor o peor. Al adulto mayor el aceite cannabis que tiene THC más que CBD les cambió la vida, algo le pasa que responde mucho mejor que los jóvenes”, indicó.

Por otro lado, se refirió a los prejuicios de los profesionales de la salud con el cannabis medicinal: “Tuvimos una recepción increíble con nuestros colegas, quizás tiene que ver que tiene el respaldo del CENPAT y el CONICET. Tenemos una formación extremadamente hegemónica, académica y científica y está bien que así sea porque garantiza que brindemos un servicio de salud eficiente, el tema está qué sucede después de la formación básica, está en uno en aceptar estos tratamientos complementarios. Es un estigma que es una droga peligrosa”.

 

Fuente: milpatagonias.com

Bodega de Esencias

Medicina Natural. Productos Puros Obtenidos De Vegetales en Forma Sustentable y en Armonía Con el Medioambiente. Aromaterapia y Cosmética Natural. Tienda de Cultivo - Vivero. Asesoramiento

Deja una respuesta