¿Qué es la autohipnosis y cómo se hace?

La autohipnosis es una forma de relajación que ayuda a conectar con el subconsciente para lograr los cambios que buscamos en nuestra mente y nuestro pensamientos. La idea es que, a través de dicha relajación se relajan las barreras que tenemos en nuestra mente que nos impiden realizar los cambios. Cambiaríamos nuestro sistema de creencias y la forma en que reaccionamos ante las distintas situaciones.

Adquiera

¿Tienen algo en común la autohipnosis y la meditación? ¿Sirve la autohipnosis para adelgazar? Para muchos, el hablar de la hipnosis y la autohipnosis implica algo mágico y una fórmula inquebrantable. Sin embargo, no es así. Requiere un gran esfuerzo por parte de la persona ya que se trataría de cambiar las asociaciones más arraigadas de nuestro cerebro entre situación-pensamiento-conducta/emoción.

Emociones y hábitos tóxicos son rutinas automatizadas en nuestro cerebro y organismo. Con la autohipnosis, podemos modificarlas o crear otras positivas.

¿Qué es la autohipnosis?
La hipnosis y, por ende, la autohipnosis, se basa en la teoría de que las conductas se crean en nuestro cerebro por repetición. Es decir, al actuar varias veces de la misma forma ante una situación, acabamos automatizando dicha conducta. Por ello, lo que se pretende con la autohipnosis es que, a través de un estado de relajación profunda, la persona pueda verse a sí misma actuando de forma diferente ante ciertas circunstancias hasta que dicho comportamiento le surja de forma automática.

Por ejemplo, visualizándose repetidamente en el descanso del trabajo sin fumar, la persona dejará de automatizar dicha acción porque mentalmente se ha “desacostumbrado” a realizarla.

La desventaja de la autohipnosis frente a la hipnosis clásica, es que la segunda es más objetiva al tener a una persona que controle el proceso y ayude a la persona a hacerse frente a los distintos obstáculos.

¿Para qué sirve la autohipnosis?

¿La autohipnosis sirve para adelgazar? ¿Puede ayudar la autohipnosis a dormir profundamente? Veamos cuánto hay de cierto en estas ideas. La autohipnosis puede servir para resolver o paliar distintos problemas. Algunos de ellos son:

  • Combatir determinadas adicciones como morderse las uñas o fumar. Por tanto, la autohipnosis también puede ayudar a dejar de fumar.
  • Corregir malos hábitos alimenticios como comer entre horas, por lo que puede ayudar a la pérdida de peso. Es decir, la autohipnosis puede ser una técnica complementaria que ayude a adelgazar.
  • Miedos menores, como hablar en público, ya que algunas fobias requerirían supervisión.
  • Motivación y focalización en los objetivos.
  • Conciliación del sueño, ya que la autohipnosis sirve como relajación para dormir profundamente.
  • Problemas de autoestima. Otro beneficio de la autohipnosis es para mejorar la autoestima.

Activar tu capacidad de curación, regulación y confianza, resolver conflictos internos y mejorar tu bienestar, o conseguir soluciones creativas a cosas del día a día es factible si accedes a tu subconsciente a través de la autohipnosis, a tu propia capacidad natural para hipnotizarte a través del gran poder de la sugestión.

¿Cómo es una sesión de autohipnosis?
Durante las sesiones de autohipnosis se focalizarán tres estrategias:

  • Visualización.
  • Fijación
  • Respiración.

En cuanto a la visualización, lo que se busca es que la persona se imagine a sí misma en un entorno que le aporte calma y serenidad, que se conecte con aquellas sensaciones y emociones que le dan bienestar.

La idea es recuperar todos los detalles posibles, desde colores y aromas hasta sonidos, de tal modo de sentir bien vívida la escena. Luego, al encontrarnos a gusto y en todo nuestro potencial, se trata de introducir el elemento de cambio que buscamos lograr.

Respecto a la fijación, se emplea para introducirnos en el estado de autohipnosis, fijando la mirada y evitando distracciones. En general, nos concentramos o focalizamos en un solo punto. Luego se continúa con la escena del cambio deseado.

Por último, también se trabaja con la respiración, la llave maestra para ayudarnos a bajar decibeles. Debemos graduarla, primero notando cómo respiramos y luego cambiando a ritmos más cortos y pausados. También se procede a la escena del cambio.

Pasos y consejos para lograr la autohipnosis
La autohipnosis exige una serie de pasos para poder ingresar al estado deseado. Por ello, se recomienda que las primeras veces que la realicemos sea bajo la guía de un terapeuta, ya que podrá orientarnos sobre el modo correcto de hacerlo.

La motivación para el cambio es esencial
Ante determinadas situaciones de sufrimiento, llevar a cabo acciones terapéuticas sirve para aliviar el malestar.

Pero de lo que se trata, sobre todo, es del compromiso y la motivación para el cambio. De animarnos a explorar y a encontrarnos frente a frente con situaciones que nos disgustan y son dolorosas para dejarlas atrás.

En este sentido, es importante saber que tanto la autohipnosis como cualquier otra técnica empleada nos orientará a conseguir resultados, siempre y cuando las practiquemos y las realicemos con cierta constancia.

Adquiera